El costo de las fiestas de fin de año

Cuando estamos en medio de las festividades navideñas nos dejamos llevar por la emoción del momento. Pasillos llenos de ofertas de artículos, árboles de navidad, fotografías con los Reyes Magos, nieve artificial y regalos para nuestros seres queridos. Sin embargo, a veces olvidamos detenernos a evaluar si nuestra capacidad económica nos permite hacer todos esos gastos y sucumbir a los encantos navideños.

Así, cuando gastamos más de lo que habíamos presupuestado en las festividades navideñas, nos enfrentamos con mayor dificultad a lo que conocemos como: "El costo de las fiestas de fin de año "; que es una época en la que vamos "cuesta arriba", financieramente hablando. Nuestras cuentas y nuestros bolsillos deben enfrentarse a muchos gastos que probablemente no habíamos considerado. Así que nuestros ingresos parecen no alcanzar para hacer frente a los pagos cotidianos.

Por esta razón, hay quienes deciden pedir un préstamo o llevar a empeñar sus joyas, sumando así, más pagos por realizar a corto plazo.

Otra manera de encarar los costos de las fiestas de fin de año es haciendo un recorte presupuestal en los gastos de la familia. Es decir, que todos los miembros tienen que hacer un esfuerzo para dejar de consumir aquello que tanto les gusta, pero que realmente no necesitan, o tienen que adaptarse a carecer de ciertas comodidades mientras el proveedor de la familia se restablece.

Prepárese para estos gastos…

Como dicen los sabios, no hay mejor sabiduría que la previsión; es por ello que hacemos algunas recomendaciones para evitar las posibles complicaciones que trae consigo esta época.

  • Tener cuidado con los gastos que se realizan cuando se reciben los ingresos extraordinarios como el aguinaldo o la prima vacacional.
  • Hacer un presupuesto navideño. De esta manera, estableceremos un equilibrio entre lo que se quiere, lo que se puede gastar y la reserva que debe tenerse para el mes de enero.
  • Evitar en lo posible la compra de artículos superfluos que no sean estrictamente necesarios. Por ejemplo, podemos tener un árbol de navidad artificial o bien, cuidar y conservar los adornos navideños para que no tengamos que adquirir otros nuevos.
  • Hay que tener cuidado con las ofertas en esta época. En ocasiones, compramos un artículo en oferta pero terminamos comprando dos que no necesitábamos.
  • Hagamos con la mayor antelación posible las compras que sepamos que vamos a realizar inevitablemente.

Tengamos en cuenta que nuestra capacidad económica tiene un límite, y no debemos darnos lujos hoy, que mañana serán dolores de cabeza.

Hablemos con los miembros de nuestra familia. Establezcamos un monto para el costo de los regalos de acuerdo a la capacidad económica que tenga cada uno de ellos.

Aunque las vacaciones son una buena oportunidad para hacer reparaciones en casa, es el momento en el que hay que tener más cuidado con los ingresos, ya que podríamos gastar todo en eso.

Tips para sobrellevarla

Si está teniendo problemas para hacer frente a las cuentas de enero, aquí le damos unos tips para hacer más fácil el manejo de sus finanzas:

  • Sea consciente de que no puede mantener el ritmo de gastos diarios que tenía hasta hace un mes. Ahora deberá limitarse aún más.
  • Haga limpieza en su hogar, saque aquello que no usa y organice una venta de garaje. Le ayudará a hacer espacio.
  • Evite hacer nuevas compras que le impidan recuperarse financieramente.
  • Este es el momento perfecto para reflexionar en la necesidad de llevar un presupuesto al pie de la letra. ¿Cómo evitamos que nos vuelva a suceder lo mismo? La respuesta es: presupuestemos el nuevo año que comienza.

¿Qué es un fondo de emergencia?

instagram_a710ad7c3a.jpg

Aunque es posible planificar gran parte de la vida, sabemos también que en cualquier momento pueden surgir imprevistos que alteran esa rutina y dan lugar a diversas situaciones de emergencia, por ejemplo:

ï    Accidentes

ï    Enfermedades

ï    Problemas legales

ï    Desastres naturales o actos de vandalismo

Podemos decir que estas situaciones generalmente no están contempladas en el presupuesto mensual. Sin embargo, darles solución implica un gasto y si no se encuentra preparado, afectarán sus finanzas en menor o mayor medida.

¿Qué es el fondo de emergencia?


El fondo de emergencia es simplemente una reserva de dinero destinada a utilizarse únicamente en situaciones inesperadas que generan una crisis. Para consolidarlo, necesita ahorrar cierto porcentaje de sus ingresos y mantenerlo en un lugar seguro y accesible.

Es muy importante que este ahorro sea reservado específicamente para emergencias. A la par, puede abrir cuentas de ahorro con otros propósitos, como un viaje o comprar un carro. Sin embargo, la aportación al fondo de emergencia debe ser permanente.

¿Cuál es su importancia?

Este fondo debe permitirle hacer frente a la emergencia sin alterar su presupuesto mensual. De esta forma, podrá continuar con sus actividades y cubrir sus gastos normales.

Cuando ocurre una emergencia y no existe un fondo para solventarla, una de las alternativas es el crédito. Estará resolviendo el problema en ese momento, pero habrá generado una deuda que impactará sus finanzas en los próximos meses o años.

Recuerde que las emergencias surgen cuando menos lo espera y exigen soluciones inmediatas. La mejor alternativa es que se anticipe y esté preparado para enfrentarlas. Si la parte económica está resuelta, podrá concentrarse en solucionar la crisis de la mejor manera.

Consejos para crear un fondo

Ahora que ya sabe qué es y para qué sirve, le damos algunos consejos que podrán ser útiles para la creación de su fondo de emergencia:

ï    Según sus ingresos, determine un porcentaje fijo y considere ese monto en su presupuesto mensual. De esta forma sabrá que la cantidad ya está apartada y que no puede utilizarlo en ningún otro gasto.

ï    Abra una cuenta en el banco específica para el fondo de ahorro. Tener el dinero guardado reducirá la tentación de gastarlo en otras cosas.

ï    Si se te presentó una emergencia y utilizo una parte o el total del fondo, es recomendable que incremente el porcentaje que ahorra cada mes. Aunque sea un incremento mínimo, tardará menos tiempo en recuperar lo que tenía.

ï    Si sus ingresos se incrementan, aumenta a la par el porcentaje que destina al fondo de emergencias. El esfuerzo que hace mes a mes se verá recompensado con la tranquilidad de poder solventar las crisis sin contratiempos financieros.

La creación de un fondo de emergencia es sencilla y siempre debe ir adaptada a sus ingresos. Requiere empeño y disciplina, porque deberá resguardar el dinero y no gastarlo en otros fines. Recuerde que el principal beneficiario será usted y los suyos. El fondo de emergencia debe verse como una inversión más del patrimonio y estar contemplado en las finanzas personales, Ese dinero no debe gastarse, sino que se debe guardar para que esté disponible en cualquier momento. Es muy importante respetarlo.

Manténgase atento para el proximo segmento de Finanzas y su Familia y recuerde:

USTED PUEDE SALDAR SUS DEUDAS

USTED PUEDE PRODUCIR AHORROS

USTED PUEDE ENCAMINARSE A LA INDEPENDENCIA FINANCIERA

 

5 Fundamentos Para Combatir La Crisis Financiera En La Familia

No debemos ignorar que las crisis financieras son momentos difíciles para todos, especialmentepara quienes tienen hijos dependientes. Después de todo, la principal preocupación de los padres, y uno de sus grandes motores motivacionales es el bienestar de su familia en todos sentidos.

Cuando hay inestabilidad financiera en el hogar y es necesario reducir gastos, los padres de familia se sienten agobiados ante la perspectiva de tener que negar satisfacciones a los suyos. Estas satisfacciones van desde necesidades superfluas como la compra de juguetes o fiestas de cumpleaños, hasta otras más básicas como escuela, ropa, calzado y alimentos.

En muchas casos, el agobio de los padres por resolver los problemas financieros, les hace dejar de lado las necesidades emocionales de la familia. Es importante reconocer el estrés como factor determinante para la salud de los individuos de todas las edades.

También es importante reconocer que los niños pueden no entender de economía, mas sin embargo, perciben las preocupaciones de los adultos, y, si no se les explicas de manera adecuada, tienden a magnificar los problemas y a hacerlos propios, lo cual, según se ha comprobado en estudios psicológicos (entre los que destaca una reciente investigación de la Universidad de California sobre estabilidad familiar y recesión en un periodo de 20 años) puede dejar marcas de inseguridad y frustración en la vida adulta.

La sociedad moderna satura de información a los individuos y los medios, que están al alcance de todos, en muchas ocasiones transmiten hechos y cifras sin explicar claramente su significado. Es por esto que resulta muy conveniente que los padres hablen con sus hijos sobre lo que significa una crisis económica y las repercusiones que puede acarrear en su entorno inmediato.

A continuación le presentamos algunos consejos sobre cómo abordar el tema de la crisis económica con sus hijos.

1) Hablar con la verdad.

Los niños y adolescentes son muy perceptivos y notan cuando se les trata de ocultar algo. No es necesario alarmarlos pero sí informarles adecuadamente sobre lo que pasa. Debe pensar en una explicación apropiada a su edad y capacidad de comprensión.

Al mismo tiempo, es importante que al explicarles los hechos, los tranquilice diciendo que van a poder superar el problema y que lo más importante es estar siempre unidos. Si ha perdido su empleo o tendrán que cambiarse de casa por falta de dinero, es importante que se lo expliques claramente a tu familia. Tarde o temprano lo sabrán y es mejor que seas tú quien lo comunique.

2) Mantén la comunicación en todo momento.

No es suficiente con abordar el problema una sola vez y olvidarlo. Es conveniente seguir tratando el tema (sin alarma) conforme se desarrollen los eventos y situaciones. Es importante, también, que preguntes a tus hijos qué es lo que ellos saben y qué han escuchado sobre la crisis.

En muchas ocasiones los compañeros de la escuela pueden ser una fuente de desinformación y rumores que usted puede ayudar a aclarar o desmentir.

3) Hazlos partícipes.

La crisis económica puede ser un buen momento para inculcar planeación financiera en tu familia. No es necesario explicarles con detalle (en especial si son pequeños) el estado de tus finanzas, pero puedes pedirles ayuda para reducir gastos y planificar la economía familiar. Tus hijos pueden elaborar una lista de las cosas que tienen, las que desean y juntos pueden decidir qué es prioritario y qué no lo es.

4) Trata de no discutir con su pareja.

La inestabilidad económica puede llevar a conflictos de pareja, pero es muy importante que ambos traten de cuidar su relación y no discutir, en especial frente a los hijos. Es necesario que la pareja se ponga de acuerdo en qué decir a sus hijos antes de hablar con ellos. Debe evitar enviar mensajes encontrados.

5) Encuentra actividades familiares de bajo costo.

Muchas de las actividades que más divierten a los niños son gratuitas. Hay que recordarles cuáles son y fomentar su gusto por ellas.

Es posible que tus hijos se sientan decepcionados si, como consecuencia de los ajustes presupuestales de la familia, se ven obligados a dejar de comprar el videojuego que anhelaban o de tomar clases de Tae Kwon Do por las tardes, o de restringir los almuerzos en restaurantes de hamburguesas o pizzerías. Pero si se les explica adecuadamente la razón de estos cambios y les ofreces alternativas de diversión más baratas de manera atractiva y emocionante, lo más seguro es que comprendan mejor y aprendan una importante lección de adaptación.

La comunicación siempre es importante, y en una crisis se vuelve fundamental para evitar dañar la relación familiar.

Manténgase atento para el próximo segmento de Finanzas y su Familia y recuerde:

USTED PUEDE SALDAR SUS DEUDAS
USTED PUEDE PRODUCIR AHORROS
USTED PUEDE ENCAMINARSE A LA INDEPENDENCIA FINANCIERA

Para mas información o ayuda a construir su casa financiera, contacte a: 

        Oscar Quiroga (405) 922-1833

        onquiroga44@gmail.com

        www.casafinanciera.info

 

Resuelve Su Deuda De Inmanejable a Manejable

Si usted se encuentra en una posición de alta deuda, talvez es hora de considerar un préstamo de consolidación o una refinanciación.  Tal Vez se encuentra en una posición que ha tratado de eliminar gastos o aumentar sus ingresos y todavia no le alcanza dinero. En este caso, la única opción que tiene es rebajar los pagos de sus deudas.

En este caso, tenemos unas sugerencias que espero sea de alto valor. Si está considerando rebajar los pagos de deuda de cada mes hay 3 formas de hacerlo:

  • Reducir el valor principal de la deuda

  • Obtener una tarifa de interés baja

  • Extender los términos de sus préstamos sobre un tiempo más largo

Cómo funciona la refinanciación?

La definición de refinanciación de una deuda es simplemente cambiando los términos del acuerdo de la deuda. Esto indica que una deuda vieja será reemplazada con una deuda nueva muchas veces del mismo tamaño pero con términos diferentes.

Los términos cambiantes pueden ser un interés nuevo y más bajo y cuota mensual o tal vez una extensión del acuerdo de pagar el balance total. Este método es claramente una opción para aquellos que necesitan más dinero líquido en sus ingresos.

Porque hay diferentes tarifas de interés?

Hay muchas razones por lo cual existen tarifas de interés variadas en los préstamos que existen. Préstamos de largo plazo llevan un interés más alto en comparación con los préstamos de corto plazo. Préstamos asegurados también llevan intereses bajos de aquellos préstamos sin colateral de aseguranza.

Un ejemplo de un préstamo de largo plazo asegurado es la compra de una casa financiada o una hipoteca. Si se fija en los intereses de estos tipos de préstamos, fíjense en los intereses de préstamos personales de un banco no asegurados o sin colateral y verán la diferencia.

Cuando uno llega a tener alta deuda es porque han adquirido deuda de préstamos no asegurados y de plazos cortos o tarjetas de crédito con altos intereses. Con todos estos pagos

no es difícil de entender porque una persona o familia llegan a quedar cortos de dinero al fin de mes. En esta situación, refinanciando sus préstamos les pueden bajar sus pagos mensuales para poder llegar a aumentar sus ingresos en la casa.

Cuidado! Lo malo de refinanciar su deuda en plazos largos afectan el valor de la compra y del precio inicial. Por ejemplo, si usted compra una televisión en $1,000 con un préstamo de 12% de interés en 12 meses de plazo con una cuota de $89 por mes, el valor al final de la compra resultaría en $1066. Puede ser que esto no le importe mucho, especialmente si el valor fue una buena compra. Sin embargo, si cambia este préstamo a uno de 60 meses a largo plazo y una cuota mensual de $22, el costo al final del término sería $1,335! Ahora donde fue la venta inicial?!

Mucha gente con alta deuda de consumidor como coches, ropa, vacaciones, etc, pueden llegar a tener equidad en su casa. Es posible que una persona pueda usar la equidad de su casa para consolidar su deuda. Esto puede resultar en pagos mensuales más bajos y talvez un descuento en impuestos.

En algunos casos uno puede deducir los intereses de su hipoteca. Es importante consultar con un experto de impuestos para estar seguro.

“Consolidando sus préstamos de consumo personal refinanciando su hipoteca o sacando un préstamo de equidad, le puede ahorrar dinero y mejorar su presupuesto de gastos.”

Si está considerando refinanciar o consolidar sus préstamos, considere lo siguiente:

  • Evite combinar préstamos de bajos intereses en un préstamo de consolidación de interés más alto.

  • Cuidado en consolidar préstamos de plazos cortos en uno de plazos largos porque puede afectar el valor total del articulo financiado.

  • Consolidando préstamos, a menudo intercambian préstamos no asegurados para préstamos asegurados, poniendo el colateral (a veces su casa)  en riesgo.

  • A veces refinanciando y consolidando los préstamos lleva un costo de cargos adicionales.  Cuidado!

Resuelva Su Deuda Con Un Plan Incondicional de Compras

Si realmente quiere rebajar su deuda, lo que tiene que hacer primero es crear un plan de compras de alta importancia. Dicho plan, o presupuesto, tiene que enfocarse en pagar su deuda y no aumentarlo.

Puede ser que va a tener que cortar sus tarjetas de crédito y evitar las ventas de último momento. Fíjese la meta de pagar toda su deuda en seis meses, un año, o cualquier manera que se requiera para lograr su objetivo, escríbalo en un cuadro visible. Tome nota: Usted necesita comprometerse a este plan hasta cumplir con su objetivo.

Identificar y priorizar sus gastos esenciales

Intente limitar lo que tiene que gastar solo en lo que necesita: comida, hogar, luz, etc.  Tal vez le cueste trabajo definir lo que es esencial y lo que es algo de lujo pero si realmente quiere salir de la deuda tiene que permanecer firme en sus decisión.

1. Haga una lista de gastos esenciales y cuanto cuesta en un promedio por mes. No se olvide de esos gastos que vienen una vez o dos por año,como la cuota de seguro o los impuestos a fin de año.

2. Si puede reducir algunos de sus gastos mensuales, hágalo. Por ejemplo, ajuste la temperatura en su casa y ahorre en el costo de energía de calentar o refrescar su casa. Apague la luz en un cuarto sin uso. Use menos su teléfono celular. Evite la compra de comida rápida y compre mas comida que requiere preparación en casa. Aparte, es mas sano y nutritivo!

3. En vez de comprar regalos, haga algunos hecho a mano y ahorre más. Si se pone a pensar en formas de ahorrar, puede encontrar muchas formas de hacerlo.

Documentación: La mejor forma de evaluar el progreso

1. Ahora, empiece a documentar sus gastos. Anote cuánto cuesta cada mes. Una vez que hace su lista, no compre nada mas que no aparece en esa lista hasta que reduce las cuotas mínimas de deuda a 15% de sus ingresos de sueldo.

Otra cosa, los pagos de deuda no son gastos comunes. Todos sus gastos menos su renta o pago de casa, son esenciales menos los pagos de deuda. Estos tipos de pagos son un recuerdo de gastos todavía no pagados cuando no tenía lo suficiente en efectivo para pagarlo. Además, el valor de esos gastos suben y suben porque tienen costos adicionales poco hablado - los cargos de interés.

2. Ahora, anote los ingresos de sueldo de la casa.  Esto es el dinero disponible para pagar sus deudas y gastos esenciales. Recibe un monto bastante grande de los impuestos cada año? Sabía que puede ajustar la cantidad de dinero que deducen para los impuestos? Ajuste esta cantidad para aumentar los ingresos cada mes.

3 . Ahora, deduzca sus pagos mensuales de deuda (menos su pago de casa) de su monto de ingresos. Con este monto tiene para pagar sus gastos esenciales. Cuidado! Si usted se encuentra en una posición donde no tiene lo suficiente para pagar las deudas y sus gastos, va a tener que tomar decisiones inmediatas. Mucha gente que se encuentra en esta situación trata de balancear los pagos de deuda con un pago por mes cada cuenta o pagando lo mínimo de cada cuenta. Económicamente, esto no es una buena idea.

Cuando llega a una situación donde no puede reducir gastos, tiene dos opciones para solucionar su problema: aumentar los ingresos o reducir el monto de deudas. Tal vez tiene que buscar otro trabajo adicional o, si su esposo o esposa no trabaja, pedirle que empiece a trabajar para aumentar los ingresos de la casa.

No pierda su dinero en la lotería o los casinos por favor. Esto no funciona.

Cómo determinar cuánto pagar para eliminar su deuda

Si tiene una meta de eliminar su deuda en un tiempo determinado, tiene que usar una calculadora financiera. Para hacer esto, necesita saber cuanto es su deuda  el monto principal. Por ejemplo, supongamos que tiene varias tarjetas de crédito sumando $10,000 y un préstamo de la universidad con un balance de $10,000. Si quiere pagar todas las tarjetas de crédito y la mitad de su préstamo en tres años su monto principal es $15,000.

Después, clarifique una tarifa de interés. La tarifa más alta de todas sus líneas de crédito puede ser la mejor de usar porque le va a ayudar a salir de la deuda más rápido. Por ejemplo,vamos a continuar con el mismo escenario de antes y supongamos que tiene una tarjeta de crédito con un balance de $7,000 con 15% de interés, otro con un balance de $3,000 con 7% de interés, un préstamo de $10,000 con 3% de interés. Si elige la tarifa de 15% le facilita calcular sus pagos para reducir su deuda lo más rápido posible.

Ahora, ajuste los términos como el número de meses o años para lograr su meta. En el mismo ejemplo de antes, vamos a usar el término de tres años o 36 meses.

Cuando use estos números, en una calculadora financiera puede calcular un monto de alrededor de $520. Este es la cantidad que va a tener que pagar para lograr su meta de reducir su deuda en tres años.

Como eliminar por fin la deuda

Lo único que falta hacer ahora es aplicar el pago hacia las líneas de crédito o préstamo. Pero cual? La mejor forma de deducir cuál de sus tarjetas o préstamo debe pagar más es correspondiente al que tiene la tarifa más alta. En este ejemplo, podríamos empezar a pagar la tarjeta que lleva 15% de interés. Empezamos a pagar un monto más grande a esta tarjeta y montos más bajos a los demás.

Si todavía no puede hacer pagos hacia su deuda porque no tiene lo suficiente ingresos es hora de considerar refinanciar su deuda. Después de salir de deuda, sugerimos usar estas mismas cuotas de pagos como gastos esenciales. Pero en vez de pagar la deuda, empiece a colocar ese dinero en ahorros o en planes de inversión.